Aeropuerto

La directora del Aeropuerto de Bilbao participa en la primera reunión del Grupo de Trabajo para Aves Grandes Planeadoras

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) ha celebrado la primera reunión del Grupo de Trabajo para Aves Grandes Planeadoras, que se ha centrado en los buitres y en particular en la problemática del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas y en el de Bilbao, y en la que se ha presentado con detalle el Mapa de Fauna. Cristina Echeverría, directora del Aeropuerto de Bilbao ha participado en la reunión junto a otros representantes de aeropuertos, Aesa y el sector aéreo.

Esta es la primera ocasión en la que además del sector, gestor  aeroportuario Aena, proveedores de servicios de navegación aérea, Ministerio de Medio Ambiente, han participado expertos académicos en la materia, así como los ayuntamientos y las comunidades autónomas afectadas, en particular han estado presentes el Ayuntamiento de Bilbao, la Diputación de Vizcaya, y las Comunidades Autónomas de Madrid y Castilla y León.

El aeropuerto de Bilbao y el de Adolfo Suárez Madrid-Barajas, han expuesto su problemática, así como las medidas que están adoptando. Entre las posibles soluciones que se han aportado está el disponer de un mayor conocimiento sobre las aves y sus movimientos, mejorar los mecanismos de detección y comunicación, así  como optimizar la gestión del riesgo.

En ese sentido AESA ha presentado con detalle al sector el Mapa de Fauna interactivo que ofrece información precisa sobre la fauna susceptible de afectar a las operaciones aéreas en cada aeropuerto certificado, así como los focos de atracción y las medidas mitigadoras.

AESA ha elaborado este Mapa de Fauna con el objetivo de ofrecer información sobre la fauna a las compañías aéreas, a los gestores aeroportuarios, a los proveedores de servicios de navegación aérea, a los pilotos privados y a todos los usuarios de la aviación en general, ya que con el creciente tráfico aéreo, así como la mayor presencia de aves asociadas a las actividades humanas, hacen que el riesgo de impacto de aves con aeronaves, aun estando controlado, sea una preocupación constante en el mundo de la aviación.

Los asistentes se han comprometido a trabajar juntos para intentar mitigar este problema, puesto que la repercusión de los impactos con fauna en la seguridad operacional, así como las consecuencias desde el punto de vista económico, son apreciables y requieren un enfoque preventivo y una aplicación integrada de distintas medidas y acciones que permitan reducir este riesgo, tanto en las inmediaciones del aeropuerto como en el resto del territorio nacional.

Además, han alcanzado el acuerdo para trabajar en la estandarización de las informaciones que maneja cada comunidad autónoma que es pertinente para este tema, así como en la realización de un proyecto común del marcaje de aves.

Noticias relacionadas

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies